Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Fuga’

YONIGUE: la fuga nocturna

YONIGUE: la fuga nocturna

e794bbe5838f-013

En el Japón, existe la curiosa figura de las YONIGEUYA (夜逃げ屋). Que basicamente se trata de una empresa que ayuda al cliente a huir  (mudarse) durante la noche (YONIGUE significa literalmente “huir por la noche”).  Se puede decir que la decisión de tomar tal recurso  viene dada  ante la incapacidad de hacer frente al  pago de las deudas contraídas , y más aún, si tal deuda ha sido contraída con alguno de los distintos “grupos violentos” (暴力団) que existen en el país, ya que éstos, a diferencia de las entidades financieras, tienen unos criterios de evaluación bastante “flexibles”, lo que posibilita la concesión de  préstamos  que en condiciones y entidades financieras corrientes sería imposible recibir. También es  necesario aclarar que éstos “grupos violentos”  tienen formas de proceder un tanto  “peculiares” en cuanto al trato de morosos se refiere, y que los porcentajes a los que hacen los empréstitos no tienen nada que ver con lo que el mercado y las leyes financieras dictan.

Según el periódico ASAHI debido a la crisis financiera, el porcentaje de  personas que utilizan los servicios de las “YONIGUEYA”  está aumentando considerablemente en los últimos meses.  “El teléfono suena sin cesar de la mañana a la noche, y a principios de otoño, ya habíamos tenido más clientes que durante todo el año pasado” comenta el gerente de una “YONIGUEYA” .  “Ahora mismo, tenemos 40 clientes en cola de espera” ,continúa  el gerente, “la verdad es que no damos a basto”.

La forma de actuar de las “YONIGUEYA”  es algo parecida a la de las empresas de mudanzas,  la mayor diferencia entre éstas estriba en que una “YONIGUEYA” debe acabar la mudanza completa en un período de dos horas como máximo para que los grupos violentos no se den cuenta de que el moroso se está escapando, lo cuál sería bastante peligroso.  También se ocupa de orientar al cliente a la hora de tomar precauciones para que los localicen en lo sucesivo: no decir a nadie a donde se dirigen, y menos a familiares  porque son los primeros en ser “visitados” por los grupos violentos,  no dejar nada de donde se pueda deducir su paradero,  como cambiar de nombre, etc.

Teniendo en cuenta que los grupos violentos en el Japón son muy numerosos y que suelen vigilar muy de cerca a sus víctimas,  los preparativos para la huida son practicamente nulos: una vez caida la noche se mete la ropa en bolsas de plástico, se meten en un pequeño camión los muebles indispensables para vivir y se acabó.

Read Full Post »